Martes, 19 de julio de 2011

                                                    LUGARES
Osvaldo R. Masseroli

SITIOS   DE   INTERES     

Iniciaremos nuestro recorrido por la Habana y sus alrededores. El resto del país se ha dividido en tres regiones: la región Occidental, en donde desarrollaremos Pinar del Río, la isla de la Juventud, Cayo Largo, Matanzas y Varadero.
La Región central, donde realizaremos una ruta que parte de Cienfuegos y continua por Santa Clara, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, para finalizar en Camagüey.

Finalmente en la Región Oriental, visitaremos Las Tunas , Holguín, Santiago de Cuba y Guantánamo.
Los sitios más visitados por el turismo en Cuba son La Habana, Pinar del Río, Varadero, Trinidad, Guardalavaca en Holguín, Baracoa , Santiago de Cuba y los cayos ( Cayo Coco, Cayo Largo, Cayo Guillermo entre otros), con importantes servicios para el turismo.
 

LA HABANA:     
     
   
La Habana es la capital y la ciudad más poblada del país. Ahí se encuentra La Habana Vieja, que concentra el mayor número de edificaciones históricas, razón por la que fue proclamada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año de 1982. Fundada en el año de 1515 por Diego de Velásquez con el nombre de San Cristóbal de la Habana, en muy poco tiempo, debido a su privilegiada situación se convirtió en unos de los mas importantes puertos  de tráfico de mercancías y esclavos en el Nuevo Mundo.

La Habana está constituida principalmente por tres zonas: La Habana Vieja,  Centro Habana y el Vedado o ciudad moderna. Más hacia el este, después de cruzar la bahía, se encuentran los municipios de regla, Guanabacoa y la Habana del este, mientras que más hacía el oeste, después de cruzar el río Almendares, está el barrio residencial de Miramar( lugar donde residen la mayoría de las embajadas). Hacia el sur se encuentran barrios populares como El Cerro o Jesús del Monte. Hacia el norte obviamente, el mar.

Para conocer La Habana Vieja (lo mejor es hacerlo a pie) es recomendable comenzar por su corazón: la Plaza de Armas, es la más antigua de la ciudad y en sus orígenes albergaba el mercado central. En su costado se encuentra el Palacio de los Capitanes Generales que acoge al Museo de la Ciudad, es uno de los edificios más hermosos y emblemáticos  por su estilo barroco del siglo XVIII y por haber sido sede de la nobleza, gobernadores y alcaldes por casi 200 años. En el año de 1967, después de una restauración, se convirtió en museo provisto de diferentes salas que muestran la historia de La Habana a través de pinturas, mobiliarios y objetos de guerra entre sus numerosos patios encontrará los sitios más acogedores de toda la isla ( horario de martes a sábado de 11:30 a 17:30 h. Los domingos de 9:00 a 12:00 h). En el lado norte de la plaza descubrirá el Palacio del Segundo Cabo o Palacio de la Intendencia de estilo neoclásico, donde destacan sus soportales. Muy cerca se encuentra el Palacio del Conde de Santovenia . Siguiendo por la calle Oficios, muy cerca de la plaza se localiza la Casa del Obispo y que destaca, tan sólo, por sus espléndidos vitrales y por sede del Museo Numismático. Si se avanza por la calle Baratillo, dará con la Casa de la Comedia, uno de los teatros más antiguos. En la esquina con la calle O´Reilly descubrirá el Templete, una edificación del siglo XIX de estilo neoclásico, erigido en el mismo lugar en que se celebra la primera misa a la llegada de los españoles. En su interior se puede apreciar frescos del pintor francés Vermay.  A un costado se alza el Castillo de la Real Fuerza, la primera fortaleza de la ciudad, construida entre 1538 y 1544.
En su interior se encuentra el Museo de Armas y en una de sus torres la emblemática Giraldilla (una reproducción, ya que la original se encuentra en el Museo de la Ciudad), la estatua de bronce de dos metros de altura que aparece en todas las etiquetas del ron Havana Club. La estatua fue realizada en homenaje a Inés de Bobadilla, primer mujer en ser gobernadora de Cuba (horario de jueves a lunes de 10:00 a 18:00 h).

Muy cerca de la Plaza de Armas se encuentra la Catedral de la Habana, de estilo cubano barroco. Su construcción se inició en el año de 1748, pero fue interrumpida tras la expulsión de los Jesuitas, finalizándose en el año de 1777. destaca su altar por su trabajo de orfebrería, así como el tabernáculo de mármol y los frescos de Perovani.
La campana principal, fundida en España, pesa cerca de 7 toneladas. La catedral se encuentra en la Plaza del mismo nombre, lugar de uno de los conjuntos más impresionantes de la ciudad. Al frente, el Palacio de los Condes de Bayona o Casa de Don Luis Chacón (antiguo gobernador), hoy Museo de Arte Colonial, con una excelente colección de muebles, piezas de porcelana y vitrales ( de martes a sábados de 10:00 a 17:45 h los domingos de 9:00 a 13:00 h). Saliendo del Museo, a la derecha, la Casa del Marqués de Arcos, del año 1741 siendo una típica mansión colonial cubana.
Aquí se encuentra el Taller Experimental de Grabado de la Habana. En la parte opuesta, el Palacio de los Marqueses de Aguas Claras, uno de los más bellos edificios de la zona Vieja. Construido a mediados del siglo XVIII, destaca por su espléndido patio central, por sus vitrales y artesonados (en su interior se encuentra el restaurante El Patio).

La visita puede continuar en dirección a otra plaza, la Plaza Vieja, llamada así después de la construcción de la actual Plaza de Armas. En sus alrededores en el Hotel Ambos Mundo se encuentra la habitación en la que se hospedara Ernest Hemingway, entre las cercanías, en dirección al puerto se encuentra una de las casas más antiguas de La Habana y que se reconoce por su cubierta de estilo mudéjar.
Lo que más destaca de la Plaza Vieja es la variedad de estilos arquitectónicos que se aprecian en su construcciones, como es el caso de la Casa de Esteban Portie, la Casa de los Condes de Jaruco, sede del Fondo de Bienes Culturales y una de las casa mejor conservadas o la Casa de los Hermanos Cárdenas, donde se realizan diversas exposiciones.
Dejando la Plaza y en dirección a la calle Cuba se encuentra la Iglesia del Espíritu Santo, una de las más antiguas de La Habana y el Convento de Santa Clara, el primer convento religioso fundado en Cuba (la visitas son guiadas entre las 9:00 y las 16:00).

Dejando ésta zona y en dirección al puerto se localiza la Plaza de San Francisco con la fuente de los leones, y aun costado, el Convento de San Francisco del año 1548, de estilo barroco y con una fachada principal y una lateral. Una vez en el puerto, destaca el Castillo de San Salvador de la Punta, mientras que al otro lado de la bahía, se encuentra el Castillo de los Tres Reyes Magos del Morro y que se accede a él por un túnel.
El castillo es una de las mayores fortificación españolas que se encuentran en el Caribe. Construido entre 1589 y 1610 para defender el puerto de los ataques de los corsarios y piratas constituye toda una obra de ingeniería de aquella época.
En tiempos recientes sirvió como prisión política para algunos disidentes del régimen castrista y está abierto de martes a sábados de 10:00 a 18:00 h y los domingos de 9:00 a 13:00 h.
Muy cerca se encuentra La Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, construida después de la breve invasión de los ingleses. En la actualidad alberga el Museo de la Piratería y el restaurante La Divina Pastora.

El Museo de la Revolución se encuentra en la calle Refugio Nº 1, entre Montserrat y Zulueta, en el antiguo Palacio presidencial de Batista. Aquí puede verse una amplia colección de la propaganda revolucionaria y realizar un viaje por la historia contemporánea de Cuba (de martes a domingos de 10:00 a 17:00 h).
A tan sólo unos pasos, el Memorial Granma que exhibe las piezas más emblemáticas de la revolución como el yate en el que desembarco Fidel y sus hombres para iniciar la guerrilla.
El Museo Nacional de Bellas Artes, en la calle Trocadero, posee una de las colecciones de arte más antiguo más valiosas de América Latina. Destacan los retablos egipcios del siglo II a c y las pinturas de Rubens o Murillo.

Después de éste interesante recorrido puede dirigirse a la zona del Centro y dar un paseo por el emblemático Paseo del Prado (ave. José Martí), inspirado en el que se encuentra en Madrid.
Esta avenida es la frontera entre La Habana Vieja y la Nueva (centro), además de haber sido uno de los sitios de reunión de la antigua nobleza. Caminar por entre sus gigantes laureles es hacer un viaje por el tiempo y por la arquitectura de La Habana.
En el Parque de los Enamorados, paradójicamente, se encuentran los restos de la vieja Cárcel de Tacón. Frente al Hotel de Inglaterra, de estilo neoclásico se encuentra el Parque Central. Muy cerca el Gran Teatro de la Habana del siglo XIX y de estilo neo-barroco y que por sus escenarios han pasado figuras internacionales como Caruso (en la actualidad es la sede del Ballet Nacional).
A muy poca distancia, el Capitolio, que destaca por la gran cúpula que alberga a la estatua bajo techo más grande del mundo. La cúpula es una réplica de la Casa Blanca en Washington y acoge a la Academia de Ciencia y al Museo de Ciencias Naturales.
Después del capitolio se encuentra el Parque de la Fraternidad, la plaza colonial más grande donde se encuentran bustos de algunos personajes históricos.

La Habana Moderna: Vedado

La mejor forma de acceder a vedado es hacerlo por el famoso Malecón, que recorre 6 km desde el Castillo de la Punta hasta el río Almendares. El Malecón es para los cubanos un lugar de encuentro y el sitio desde donde se sueña en otras posibilidades. Es la puerta y la entrada. Vedado es la zona moderna de la capital y en ella se concentran la mayoría de los hoteles, restaurantes, tiendas, oficinas, agencias de viaje, compañías de aviación etc. Generalmente la visita se inicia en la calle 23 (que finaliza en la esquina de la Calzada Infanta) en el tramo que se conoce como La Rampa. Se trata de una cuesta donde se encuentran en ambos lados, hoteles, restaurantes y cafeterías. Destaca en esta zona, la Universidad de la Habana, fundada en 1728 en un antiguo convento y trasladada, a principios de siglo, a esta colina.
El Museo Napoleónico es muy original ya que exhibe una colección de objetos personales de Napoleón (entre ellos una muela), así como cerámicas, porcelanas y mobiliarios de los siglos XVII y XVIII (abierto de martes a sábados de 13:30 a 20:30 h. Los domingos de 9:00 a 13:00 h.

Antes de abandonar la zona de Vedado, es imprescindible realizar una visita a la Plaza de la Revolución, lugar desde donde Fidel Castro habla todos los  1º de mayo al pueblo cubano. En el centro se levanta la estatua a José Martí. Muy cerca el Palacio de la Revolución, sede del Consejo de Estado y Comité Central del PCC, el Teatro Nacional y la Biblioteca Nacional. Hacia el oeste de la gran Plaza se ubica el Cementerio de Cristóbal Colón y que destaca por la monumental portada de estilo románico. La visita bien vale la pena.

Los Alrededores de la Habana.

En las cercanías del aeropuerto internacional (a unos 5 km) se encuentra el Jardín Botánico de la Habana, donde se puede apreciar más de 4000 especies de la flora cubana. Además cuenta con variedad de plantas propias de regiones como África, Asia u Oceanía. Más adelante se localiza el Parque Zoológico, en donde los animales en libertad, viven en espacios que intentan reproducir su hábitat natural.

En otra dirección, desde la Habana, a 15 km aproximadamente se encuentra San Francisco de Paula, donde habitara en la finca La Virgía, Ernest Hemingway. Convertida en Casa-Museo, conserva las pertenencias tal y como las dejara el escritor, quien donó la Casa al gobierno cubano.
Cojímar, situado al este de la capital, es un pueblo de pescadores que solía visitar Hemingway, especialmente cuando deseaba practicar la pesca.
Para quienes estén interesados en la vida del escritor, no pueden abandonar Cuba sin haber recorrido el pintoresco pueblo.

Las playas de La Habana se encuentran hacia el este, a lo largo del camino que conduce a Varadero. La primera en hacer su aparición es Bacuranao, a 15 km de la capital, después vienen El Mégano, Santa Maria del Mar (la mayor de todas), Boca Ciega y Guanabo. Las playas de El Trópico y Jibacoa, se encuentran a unos 70 km de La Habana. Todas ellas disponen de buenas infraestructuras para el turismo.

                  REGIÓN   DE   OCCIDENTE    

La característica predominante de ésta región son los espacios naturales de gran belleza. Aquí se encuentran dos de las cuatro Reservas de la Biosfera del País: la Sierra del Rosario y la Península de Guanahacabibes.

Pinar del Río

La ciudad de Pinar del Río es la capital de la provincia del mismo nombre (el lugar por excelencia del cultivo del tabaco) y se encuentra a unos 150 km de la capital. A los pies de la Sierra de los Órganos y a orillas del río Guamá, destaca por ser el centro administrativo y de servicios para las zonas aledañas. Cuenta con algunos edificios de estilo neoclásico del siglo XIX, como por ejemplo, el Teatro Milanés, construido totalmente en madera o el edificio de la Colonia Española. La ciudad fue fundada en 1776 y cabe señalar que la nota predominante de es que arquitectura es de la mayoría de sus construcciones cuentan con portales a base de columnas.
En Pinar del Río puede visitarse el Museo de Ciencias Naturales, con una interesante colección de fauna y flora oriunda de la isla.
No deje de visitar la Catedral y la Casa de la Cultura, así como la Fábrica de Tabaco, donde podrá administrar el proceso de elaboración artesanal de los puros. Para terminar, acérquese a la Fábrica de Guayabita, para probar el licor de frutas propio de la región.

El Valle de Viñales se encuentra a 27 km de Pinar del Río y es una de las zonas naturales más impresionantes de la región. En el valle sobresalen los Mogotes, extrañas formaciones calcáreas, que toman la forma de animales.
En el área se localizan algunas cavernas, como la Caverna del Indio y el Mural de la Prehistoria, donde se aprecia la evolución de la Sierra de los Órganos. En el centro del valle se encuentra el pueblo de Viñales, un reducto de tranquilidad y de descanso.
Si lo desea puede avanzar hasta el Balneario de San Vicente, para disfrutar de sus manantiales sulfurosos, donde según dicen, las aguas son buenas para quienes padecen problemas en la piel.

La península de Guanahacabibes es el extremo más occidental de la isla y en ella se encuentra la Reserva de la Biosfera, lugar donde se reproducen especies amenazadas, sobretodo aves, reptiles y anfibios (para visitar la reserva hay que solicitar un permiso en la oficina de turismo de Pinar del Río).
La Playa de María la Gorda (el nombre le viene de una antigua leyenda), ubicada en la Bahía de Corrientes, es uno de los sitios más indicados para la práctica del submarinismo y pesca, debido a sus impresionantes fondos marinos. La playa cuenta con hoteles y con un centro d
e buceo.

La Isla de la Juventud (o de Pinos )

Se encuentra en el Archipiélago de Camarreos y es la mayor de las islas que circundan a la isla de Cuba. Su extensión es de 1200 kilómetros cuadrados y estuvo deshabitada hasta el siglo XIX cuando se iniciaron una serie de construcciones, mayoritariamente fortificaciones. La isla puede dividirse en dos grandes zonas separadas por la Ciénaga de Lanier: al norte, prevalecen los cultivos de cítricos y los bosques de pinares, mientras que en la parte del sur, más virgen, prevalecen los bosques tropicales.

Nueva Gerona es la capital de la isla y entre sus sitios de interés destacan las visita al Museo Histórico y al Planetario. Muy cerca de la capital se localiza el Parque Natural Julio Antonio Mella, con más de 1300 hectáreas, distribuidas en doce zonas para visitar. En su interior se encuentra el Jardín Botánico y el Museo El Abra.

En la parte sur de la isla sobresale Punta del Este, por sus cuevas que albergan cuevas precolombinas, descubiertas en 1910. En el otro extremo de la isla, Punta el Francés, no de los santuarios cubanos para el buceo.
El acceso a la isla de la Juventud puede hacerse en avión desde La Habana, o bien, en barco desde el puerto de Surgidero de Botabanó, al sur de la provincia de La Habana.
 

Cayo Largo

Cayo Largo se localiza en el extremo oriental del archipiélago de los Canarreos y destaca sobretodo, por sus excelentes playas paradisíacas, bañadas por el mar Caribe. Es sin duda uno de los sitios más tranquilos de Cuba dada su poca manifestación.
Sin embargo está bien provista en cuanto a infraestructura turística se refiere, donde podrá practicar diversos deportes.
Entre sus playas son frecuentes los Manglares, ensenadas, lagunas saladas, separadas del mar por barreras de canales naturales, destacan las playas de Sirena, las más tranquilas, la Playa de la Luna, Playa de Tortugas y Playa Blanca, entre otras.
Para llegar a Cayo Largo, puede hacerse en avión desde La Habana o Varadero, o bien en barco.

 

Matanzas y Varadero

Volviendo a la isla de Cuba, la ciudad de Matanzas se encuentra a 100 km al este de la Habana y destaca por la cercanía a la famosa playa de Varadero. La ciudad es la capital de la provincia del mismo nombre y fue fundada en el año de 1693, lugar donde los españoles construyeron un puerto.
En el siglo XVII y XVIII fue el principal puerto de exportación de tabaco y café y más tarde la capital azucarera de Cuba.
La ciudad es llamada, también, la Ciudad de los Dos Ríos, debido a que se ubica en la desembocadura de los ríos Yucamurí y San Juan, lo que ha provocado que ha provocado un desarrollo urbanístico muy peculiar, dividiéndola en tres barrios: Matanzas, Versalles y Pueblo Nuevo.
En Matanzas no deje de visitar la Catedral de San Carlos, construida en 1730 y que acoge diversos estilos arquitectónicos, el Museo Farmacéutico, frente al parque de la Libertad, una antigua farmacia del siglo XIX, donde se exponen de aquella época, así como instrumental, libros, etc.
Sin embargo la construcción más interesante es el Teatro Sauto, el más viejo de la ciudad y un buen exponente de arquitectura neoclásica cubana. Destacan los frescos de Dal Aglio y los palcos sostenidos por pilastras de cobre. Si coincide con algún concierto de música clásica contemporánea, no deje de asistir.

En los alrededores de la ciudad se encuentra la Cueva de Bellamar, uno de los atractivos naturales de la zona por sus impresionantes estalactitas y estalagmitas y la ermita de Nuestra Señora de Montserrat, construida por catalanes en el siglo XIX desde donde se obtienen excelentes vistas del Valle del Yumurí y de la Bahía de Matanzas.

A 33 km de Matanzas se encuentra la Península de Hicacos (700 mt de ancho como promedio), que no es otra cosa que decir Varadero, el lugar por excelencia de descanso y entretenimiento de Cuba. Varadero es sinónimo de largas playas de fina arena (20 km), de aguas multicolores, de cocoteros, de diversión y de deporte. Aquí no existe tiempo para el tedio. Si no son las actividades en el mar como la pesca, paseos en yate, esquí acuático, buceo, etc. Situados a lo largo de la península. En la primera zona se encuentran las construcciones más antiguas, generalmente hechas en madera. No deje de visitar el Museo de Varadero que exhibe una colección de los primeros mapas de la península, la Mansión de Dupont, un millonario norteamericano impulsor de Varadero en
los años treinta. En la majestuosa casa se puede ver el mobiliario de aquellos años y disfrutar de una buena
comida en el restaurante Las Américas. En Punta Hicacos, la parte más ancha y menos poblada, se encuentra Rincón Francés, donde puede admirarse un cactus de 500 años de edad. Es uno de los ejemplares de los cactus gigantes de Varadero y que crecen aisladamente en las playas de extrema aridez.

En Varadero podrá practicar, además de disfrutar de sus playas, cualquier deporte acuático. En la Marina Chapelín o en la Marina Gaviota puede alquilar algún yate para pescar o para realizar inmersiones por todo el litoral, sobretodo por la zona de los cayos, situados al noroeste de la playa. Varadero es junto a La Habana los dos lugares con mayor infraestructuras turísticas. En su mayor parte inversiones extranjeras radicadas en la isla.

LA   REGION   CENTRAL        

Es esta ruta, que discurre en dirección al oriente, por la población de Cienfuegos, Santa Clara, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila y Camagüey, descubrirá pueblos y parajes de gran belleza.

Cienfuegos

La provincia de Cienfuegos presenta una geografía muy variada. En la parte central, prevalecen las llanuras, mientras al sureste, sobresale la Sierra de la Trinidad, parte de la Sierra del Escambray.
La capital, del mismo nombre, se encuentra a 250 km al sur de La Habana, en las costas del Mar Caribe. Se trata de una ciudad que tuvo sus inicios en el siglo XIX y que se desarrolló gracias al comercio del azúcar, tabaco y fruta.

En la actualidad posee la más grande terminal de carga de azúcar y una serie de complejos industriales, desarrollados en los últimos años.
En la ciudad destacan la Catedral, del año 1818 con unos bellos vitrales, la Casa de Gobierno, a un costado del templo y sede de la Asamblea Popular, el Teatro Terry (a un lado del Parque José Martí), del siglo XIX y decorado con maderas preciosas, el Museo Histórico, donde se exhiben instrumentos de los primeros pobladores, el Palacio Ferrer, de estilo neoclásico y sede de la Casa de Cultura y el Palacio del Valle, un magnifico edificio del siglo XIX y que destaca por su mezcla de estilos arquitectónicos bien diferentes al estilo neoclásico, y barroco, sin olvidar algunos toques árabes.
En la actualidad alberga un restaurante. Y aunque le pueda parecer extraño, le recomendamos que se acerque al Cementerio de Tomas Acea, tan sólo para admirar una reproducción del Panteón de Atenas, construido por un millonario en recuerdo de su hijo.
La visita de la ciudad de Cienfuegos puede terminar en el Jardín Botánico, para ver detalladamente una de las mayores colecciones de flores mariposas, la flor nacional
.

Santa Clara

Es la capital de la provincia de Villa Clara y se encuentra a 270 km del sureste de La Habana. Fue fundada en 1689 y destaca por haber sido el escenario de encarnizadas batalla entre los guerrilleros del "Che" Guevara y
el ejercito del Coronel Batista. Aun pueden verse los impactos de las balas en la fachada del Hotel Santa Clara Libre. No olvide visitar el mausoleo donde se encuentran los restos del "Che" y los guerrilleros que murieron junto a él en Bolivia. En la Ciudad destacan el Parque Vidal, el Teatro La Caridad del año 1885 y el Museo Histórico, donde podrá profundizar sobre los citados enfrentamientos.
En los alrededores, en dirección hacia el pueblo de Remedios, encontrará el tren blindado, con los vagones originales que el "Che" Guevara hiciera descarrilar. En el Pueblo de Remedios, a 25 km de Santa Clara, descubrirá uno de los centros históricos mejor conservados de Cuba. Le aconsejamos que se acerque a este poblado para disfrutar de sus calles y casas del siglo XIX.
Sobresalen la Iglesia de San Juan Bautista, remodelada en varias ocasiones pero conservando siempre su estructura original del año 1570. En su interior se encuentra un precioso altar tallado en madera, así como un impresionante techos de madera de caoba.
El Museo de Música Alejandro García Caturla, en las inmediaciones del Parque Isabel II, destaca por sus azulejos y por la colección de manuscritos del compositor, uno de los
primeros en introducir ritmos africanos en la música cubana.

Si coincide con las fiestas del pueblo, las famosas Parrandas de Remedios, tendrá la oportunidad de percibir de cerca el sentido lúdico de los cubanos. En esta ciudad se encuentra el mausoleo con los restos del legendario "Che" Guevara, y los guerrilleros que le acompañaran en su lucha en las sierras bolivianas.

Sancti Spíritus

La geografía de la Provincia de Sancti Spíritus es montañosa, siendo una de las provincias con menos población de Cuba. Sancti Spíritus es la capital y destaca por la tranquilidad que se respira en ellas.
No deje de visitar la Antigua Farmacia, con el ambiente y decorado de las antiguas boticas, la Iglesia Parroquial Mayor, con un impresionante artesonado en madera, el Museo de Arte Colonial, ubicado en una bella casona colonial pero con distintos estilos arquitectónicos y el Museo Provincial de Historia, donde tendrá un encuentro con la época de la esclavitud. Instrumentos, cadenas, grilletes, etc.
Se exhiben en honor de los numerosos esclavos africanos importados durante la colonia.

Sin embargo, la ciudad de Trinidad es uno de los principales atractivos de la provincia. Se encuentra a 70 km al suroeste de Sancti Spíritus, a orillas del Mar Caribe. Fundada en 1514 fue un importante centro de comercio, sobre todo, de pieles y caña de azúcar.

En la actualidad constituye uno de los destinos preferidos por numerosos turistas, gracias a sus majestuosas mansiones, palacios y casonas del siglo XVIII y XIX. Para darle una idea, Trinidad posee más de 1000 inmuebles de interés histórico artístico. Destacan entre todos ellos, el Museo Romántico, con una excelente muestra de muebles procedentes de las antiguas familias aristocráticas, el Palacio Cantero, de estilo neoclásico y decorado en mármol y que acoge al Museo Histórico, la Iglesia de la Santísima Trinidad, por su colección de imágenes, la Ermita de la Popa, el templo más antigua de la ciudad y la Taberna La Canchánchara, el mejor lugar para descansar.

Ciego de Avila

La provincia de Ciego de Avila se encuentra en el centro de la Isla de Cuba. La Capital, del mismo nombre, es un apacible poblado que en la actualidad no reviste mayor interés que la tranquilidad que se respira entre sus calles.

Puede decirse que los sitios relevantes se encuentran en la provincia, concretamente en sus costas: Cayo Coco Cayo Romano, parte del Archipiélago Sabana-Camaguey. El primero está unido a la isla, gracias a un terraplén construido sobre la escasa profundidad del mar. Se trata de una isla con densos bosques y encantadoras playas 8más de 20 km). Recientemente se inauguró un complejo hotelero que ofrece buenas instalaciones. Cayo Romano es un parque natural, siendo el más extenso del archipiélago, está escasamente poblado y no dispone de sitios para alojarse.

En el camino que va a la ciudad de Ciego de Avila a los Cayos, le recomendamos que realice una parada en las cercanías del pueblo Morón, para admirar la Laguna de Leche, lugar y santuario de cientos de flamencos rosados.

Camagüey
                    

Camagüey es la Capital de la provincia más extensa de Cuba,  su geografía es  básicamente, una gran llanura interrumpida por las Sierras de Cubitas y de Najasa. La capital fue fundada por Diego de Velásquez en el año de 1514 en el emplazamiento de Nuevitas. 
La capital fue trasladada a su actual sitio, debido a los constantes ataques de piratas en aquella época. La mejor forma de conocer y descubrir la ciudad es hacerlo a pie, debido a sus intrincadas calles y por que paseando, se aprecian detalles que difícilmente se pueden descubrir en una visita relámpago. Es el caso de los patios interiores de las casas, generalmente, construidos con arcos.
Comience por la Plaza de San Juan de Dios, uno de los conjuntos arquitectónicos más espectaculares de la provincia. Los edificios son del siglo XVII y destacan, entre otros, el Convento de San Juan de Dios, del año 1728 y el Parador de los Tres Reyes. La Casa de la Trova, situada en las inmediaciones del Parque Ignacio Agramonte, acoge entre sus paredes coloniales, los conciertos de música. Muy cerca, la Casa de Nicolás Guillén, donde se puede ver una colección de los objetos personales del prestigioso poeta, y cerca de allí en la calle San Isidro ( Rosa la Bayamesa) 5, está la Plazoleta  donde Nicolás Guillén se reunía con amigos para sus tertulias ( justo en esa misma dirección esta  una casa con hermosos murales  y patios interiores con tinajones , seguro que si pides permiso te dejarán pasar para apreciarlos).
Sobresalen, además, el Palacio de Justicia, del siglo XVII, la Iglesia de la Merced, el Teatro Principal y la barroca Iglesia de la Soledad, con unos bellos frescos.

Al sur de la provincia, en el Mar Caribe, se extiende el Archipiélago de los Jardines de la Reina, conjunto de Cayos totalmente vírgenes. La provincia cuenta además con una de las mas famosas playas de Cuba; Santa Lucia , ubicada sobre el océano Atlántico y a unos 130 Kms. de la ciudad.

LA   REGION   ORIENTAL      

La región está formada por las provincias de Las Tunas, Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo.
En esta sección, desarrollaremos, brevemente, la ciudad de Holguín, Santiago de Cuba y Guantánamo, consideradas como sitios obligados para los visitantes extranjeros

Las Tunas

En esta provincia situada entre Camaguey y Holguín, se pueden visitar varias playas , con menos publicidad  que otras por carecer de infraestructuras turísticas, no dejan de ser realmente hermosas, gracias a que el turismo no ha llegado, se pueden disfrutar a pleno.
Entre otras están, las de Puerto Padre, Covarrubias ( con  instalaciones para el turismo) y Manatí,  en esta última playa hay  cabañas para alquilar, Campismo "Los Pinos" , y está  bien dotado de servicios.
Si llega hasta Manatí,  visite el restauran Argelia Libre, ubicado frente  a la central azucarera del mismo nombre,  hoy solo se conserva de ella las dos chimeneas,  ya que fue desmontada en el 2003, ahí podrá degustar excelente comida criolla.

 

Holguín

La ciudad de Holguín es la capital de la provincia del mismo nombre (la región es rica en recursos agrícolas y mineros) y destaca por ser una ciudad que conserva bastante bien su arquitectura provincial.
El punto de partida para conocer la ciudad es la Plaza Central, donde se encuentra un buen número de edificios coloniales, entre los que destacan, el Museo Municipal de Historia, conocido popularmente desde la época de la independencia, como la “Piquera”. En sus salas se exhibe la historia de la ciudad, además de contar con algunas de las pocas piezas precolombinas existentes en Cuba.
La Catedral de San Isidro y el Museo de Historia Natural, son otros de los puntos relevantes de la ciudad.

En las afueras de la ciudad, le recomendamos que se acerque al Mirador del Valle Mayabe, donde obtendrá buenas panorámicas de la ciudad y sus alrededores. A unos 70 km de Holguín, en dirección al Atlántico, se localiza la pequeña población de Banes, donde podrá admirar el Museo Indo-cubano Bani, el más completo en cuanto a cultura indígena se refiere. Si dispone de tiempo no deje de acercarse a Gibara, un sitio que bien vale la pena y
que se encuentra fuera de los circuitos turísticos. En esta provincia también se encuentra otra de las playas punteras de Cuba, Guardalavaca, visita obligada si te encuentras cerca. Está situada sobre el océano Atlántico
y a pocos kilómetros de la ciudad de Holguín.

Santiago de Cuba
             
 
La provincia de Santiago se caracteriza por su geografía montañosa, ocupando la Sierra Maestra, la mayor parte del territorio. Aquí se encuentra el Pico turquino con 1974 mts, en las inmediaciones del Parque Nacional del Turquino, una de la zonas más vírgenes de Cuba. Sin embargo, el sitio por excelencia de la región oriental es la ciudad de Santiago de Cuba, la segunda ciudad más poblada, después de La Habana.

Santiago de Cuba ha sido desde tiempos coloniales, el lugar de encuentro de culturas y centro de acogida de numerosos inmigrantes, sobre todo de las otras islas de las Antillas. Fundada en el año de 1514 por Diego Velásquez, ostentó la capitalidad de Cuba hasta mediados del siglo, cuando se trasladó a La Habana. Santiago de Cuba goza de una ubicación estratégica y que, en los años de la conquista de América, sirvió como base de expediciones para nuevas conquistas. Como dato hay que señalar que el primer alcalde fue Hernán Cortés, quien fuera el conquistador de México.
En los siglos XVI y XVII, ante los constantes ataques de piratas se inician una serie de fortificaciones, como la del Castillo del Morro y que en la actualidad alberga el Museo de la Piratería, sin duda, una de las fortificaciones más bellas del país. En esos mismos años se produce una inmigración de población caribeña, así como la llegada de numerosos esclavos negros.
En 1791, con la revuelta de esclavos en Haití, los franceses se exilian en Santiago, aportando sus propios estilos arquitectónicos y sus cultura. En la época de la revolución la ciudad recibió el título de “ciudad heroica”, la única en Cuba que posee este título.

La visita debe comenzarse en el Parque Céspedes, en el centro neurálgico y de encuentro de la ciudad. Las construcciones que se encuentran en su alrededor reúnen toda la historia de Santiago de Cuba. La Casa de Diego Velásquez, fundador de la ciudad y quien supuestamente vivió en ella. Hoy alberga al Museo de Ambiente Histórico Cubano.
Es la casa más antigua de Cuba y en ella se puede ver un magnífico artesonado de estilo morisco y los balcones de la época.
Muy cerca, el Ayuntamiento, de estilo neoclásico, donde Fidel pronunciará su discurso triunfal en el año de 1959. La Catedral, del año 1812, de estilo neoclásico, se encuentra donde se levantara la primera en 1523.

La Calle Heredia es una de las calles con más vida. Los fines de semana tienen lugar las “Noches de Heredia”, con espectáculos de música y teatro, así como otras actividades culturales. En la misma calle se encuentra la que fuera la primera Universidad de Santiago, lamentablemente sin restaurar y en la esquina con Pío Rosado el Museo del Carnaval, donde se exhiben diversos elementos de la gran fiesta. A unos pasos, el Museo Bacardí  (que nada tiene que ver con el ron) y que alberga una colección de diversas obras de arte, antigüedades y una pequeña muestra del arte indígena de América.

En la zona nueva de Santiago no deje de visitar la Plaza de la Revolución, con un Monumento a Antonio Maceo, el Cementerio de Santa Ifigenia, donde descubrirá impresionantes tumbas, como la de José Martí y el Castillo del Morro, el símbolo de la ciudad. Desde aquí se obtienen unas excelentes vistas de la Bahía y de Santiago.
No puede abandonar Santiago sin antes haber visitado la fábrica de ron más antigua de Cuba.
Antes de la revolución, en sus bodegas se comercializaba el ron Bacardí, pero después del éxodo de los propietarios, tomara el nombre de Habana Club.
Entre las playas de la provincia, destacamos las playas cercanas a Santiago en las inmediaciones de la Reserva de la Biosfera Baconao, uno de los parajes más espectaculares de la Isla.
La playa Siboney, Juarguá o Daiquiri son algunas de ellas. Si te da lo mismo viajar en cualquier época del año, te recomendamos hacerlo en los días de carnaval son realmente buenos.
 

Guantánamo

La Provincia de Guantánamo presenta una geografía accidentada y está surcada por los ríos Toa, el más caudaloso de Cuba y el Guantánamo. La vertiente norte de la Sierra Maestra ocupa una parte del territorio, junto a la Sierra de la Gran Piedra, una bella zona de bosques.

Guantánamo, la capital, posee muy pocos edificios coloniales, si bien vale la visita para conocer otro aspecto más de la vida de la isla. El gran atractivo es el Zoológico de Piedra, a unos 30 km de la ciudad, donde el artista Ángel Iñigo, ha cincelado decenas de figuras animales en las rocas que surgen de la exuberante vegetación.

Baracoa, en las costas del Atlántico es un pequeño poblado y lugar donde se inició la conquista de la isla.
Entre las curiosidades destacan la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, donde se encuentra la Cruz de la Parra, la reliquia religiosa más antigua de América y el Fuerte Matachín, hoy Museo Histórico.


Publicado por masseroli_team @ 20:49
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios